Publicado el

Los 8 grupos de alimentos con propiedades antiinflamatorias

Publicado el

Los 8 grupos de alimentos con propiedades antiinflamatorias

Volvamos a disfrutar de la dieta mediterránea

Antes de listar los alimentos con propiedades antiinflamatorias creemos que es importante entender su utilización dentro de un estilo de vida, ya que sin eso, la ingesta de estos alimentos por sí solos no contribuirán a la función normal del organismo.

La dieta mediterránea, entendida como un estilo de vida y no como una lista de ingredientes y elaboraciones, es una herencia común a los países bañados por el Mediterráneo, que comparten, no solo una pauta nutricional rica y saludable, sino un  estilo de vida equilibrado que recoge recetas, formas de cocinar, celebraciones, costumbres, productos y actividades humanas.

De hecho, la Unesco reconoció el valor de la DM como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El patrón alimentario de este estilo de vida, que tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, se caracteriza por el tipo de grasa que utiliza, las proporciones de nutrientes principales y la riqueza en micronutrientes.

Es una dieta y un estilo de vida sano y equilibrado que proporciona numerosos beneficios para la salud física y mental

La nueva pirámide nutricional

La nueva pirámide nutricional incluye, por tanto, no solo alimentos sino también formas de vida que se distribuyen según presencia temporal y medida. Estas son sus recomendaciones:

1.- Diariamente:

  • Práctica de actividad física, descanso adecuado, convivencia, consumo biodiverso y estacional, productos tradicionales, locales y respetuosos con el medio ambiente y actividades culinarias.
  • Consumo de agua e infusiones de hierbas (1,5 l – 2 l)

Y en cada comida principal incluiremos:

  • aceite de oliva / pan / pasta/ arroz / cuscús / otros cereales (preferentemente integrales). Cantidad: 1-2 raciones.
  • frutas 1-2 piezas / verduras (cantidad: al menos 2 raciones cocidas o crudas)
  • hierbas / especias / ajo / cebolla . Menos sal añadida.
  • frutos secos / semillas / aceitunas. Cantidad: 1 o 2 raciones
  • derivados lácteos. Cantidad: 2 raciones

2.- Consumo semanal:

  • de 2 a 4 raciones de huevos
  • legumbres, al menos 2 raciones
  • 2 raciones de carne blanca
  • al menos 2 raciones de pescado / marisco
  • patatas, hasta 3 raciones
  • carnes rojas, menos de 2 raciones
  • carne procesada, una ración o menos
  • dulces, hasta 2 raciones

La dieta mediterránea incluye el consumo de vino con moderación y respetando las costumbres.

Los 8 grupos de alimentos anti-inflamatorios

Una vez descrito el marco sobre el que recomendamos desarrollar nuestra alimentación y estilo de vida, vamos a identificar cuales son los grupos de alimentos que poseen propiedades anti-inflamatorias. Incluimos algunos ejemplos dentro de cada grupo, pero no son los únicos.

Verduras:

Las de hoja verde como las espinacas, las acelgas, las coles y el brócoli por su elevado contenido en vitamina E. La vitamina E es un antioxidante y por tanto protege el tejido corporal del daño causado por los radicales libres.

Pescado azul:

Este tipo de pescado, a diferencia del blanco, tiene un mayor contenido (entre un 5% y un 10%) en grasa saludable  rica en ácidos grasos Omega 3. El atún, la sardina y la caballa son algunos de los pescados recomendados en la rutina alimentaria para favorecer el efecto antiinflamatorio.

Frutos rojos:

Son frutos ricos en vitaminas, flavonoides y minerales con propiedades antioxidantes y antinflamatorias.  Su color intenso nos indica su contenido en antocianinas (flavonoides). Los frutos rojos recomendados son grosellas, arándanos, frambuesas, moras, fresas y cerezas.

Especias:

Además de aportar sabor a las comidas, sustituir a la sal o hacer infusiones, las especias aportan importantes beneficios a nuestro organismo: estimulan el metabolismo, reducen los niveles de glucosa en sangre, calman dolores musculares, mejoran la digestión… Por su eficacia para combatir la respuesta inflamatoria destacan el azafrán, el clavo, el jengibre, el romero y la cúrcuma.

Frutos secos:

Ofrecen importantes beneficios para la salud y son recomendados especialmente en la alimentación de adultos mayores por su aporte proteico, riqueza en vitaminas, minerales y ácidos grasos omega 3. Las almendras y las nueces destacan por su capacidad de respuesta ante la inflamación.

Legumbres:

Fuente de proteínas, vitaminas y minerales, las legumbres además tienen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y cardioprotectoras, con efectos beneficiosos, por ejemplo, en pacientes crónicos de diabetes y obesidad. Judías pintas, lentejas y garbanzos ocupan los primeros puestos del ranking de alimentos más nutritivos y con propiedades antiinflamatorias.

Aceite de oliva virgen extra (AOVE):

Rico en vitaminas A, D, E y K, favorece la absorción de minerales, es eficaz en el proceso digestivo, mejora el control de la presión arterial y ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre. Actúa contra el envejecimiento y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Presenta en su composición oleocantal, un compuesto orgánico natural que es el responsable del sabor ligeramente picante de este aceite que posee propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Cereales integrales:

Aportan carbohidratos complejos, vitaminas y minerales clave, pero además son naturalmente ricos en fibra lo que favorece la sensación de saciedad. Están relacionados con un menor riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, diabetes y otros problemas de salud. Consumir una combinación de cereales, moderando el consumo de aquellos con gluten e introduciendo granos sin gluten, contribuirá a favorecer la actividad antiinflamatoria.

Los cereales integrales sin gluten además de aportar carbohidratos complejos son fuente natural de vitaminas del grupo B (tiamina, riboflavina, niacina) y hierro. El arroz integral, el teff o el trigo sarraceno son una buena opción para reducir las inflamaciones de carácter gastrointestinal sin perjudicar la ingesta de nutrientes y micronutrientes.

Recordad que si tenéis alguna duda podéis escribirnos y estaremos encantados de resolver cualquier pregunta que os surja.

Publicado el

La mala alimentación puede ser la responsable de la inflamación generalizada de nuestro organismo

Alimentos para evitar la inflamación
Publicado el

La mala alimentación puede ser la responsable de la inflamación generalizada de nuestro organismo

Existen dos tipos de inflamación: aguda y crónica

La inflamación es un proceso de los tejidos del organismo como respuesta a agresiones físicas, químicas o biológicas y podemos distinguir dos tipos:

  1. Aguda, de acción rápida y corta. El organismo realiza una “intervención” ágil que elimina el agente agresivo, sustituye las células lesionadas y restaura la función normal.
  2. Crónica, cuando el agente que la provoca no desaparece y la inflamación se prolonga en el tiempo, lo cual puede dar lugar a otros problemas de salud.

La inflamación crónica, un adversario silencioso que provoca cambios en nuestro organismo

Este tipo de inflamación puede ser ocasionado por infecciones que no terminan de desaparecer, por reacciones inmunitarias anormales o por estados como la obesidad.

La inflamación implica cambios en numerosos sistemas de órganos, como el cerebro, el intestino, el hígado, el riñón, el tejido adiposo y muscular, y está impulsado por una variedad de mecanismos relacionados con la edad molecular.

Durante los últimos años muchos estudios médicos han puesto en evidencia que la inflamación crónica es uno de los causantes de la reducción de esperanza de vida por su capacidad para acelerar el envejecimiento y provocar enfermedades degenerativas como diabetes, osteoporosis, deterioro cognitivo, fibromialgia, enfermedades cardiovasculares, enfermedad renal y cáncer.

Cambio en la dieta durante los últimos 30 años

Si preguntamos a los individuos de la generación baby boomer (nacidos entre 1946 y 1964) o incluso de la generación X  (nacidos entre 1965 y 1981) si han incorporado cambios en su dieta durante los últimos 30 años, todos nos dirán que si.

Afirmarán que  consumen menos frutas y verduras, menos alimentos ricos en fibra y prebióticos. Que han aumentado el consumo de alimentos ultra-procesados ricos en emulsionantes, cereales refinados y alcohol.

Pero no solo hemos cambiado el tipo de alimentos que consumimos, también la forma en la que los preparamos: ahora abusamos de altas temperaturas y baja humedad en la elaboración.

Alteración de la microbiota intestinal

Estos cambios en la alimentación pueden alterar la microbiota intestinal, provocar una mayor permeabilidad del intestino y realizar cambios en el conjunto de reacciones químicas y procesos del ADN relacionados con el sistema inmunológico. Este conjunto de alteraciones podrían desembocar en una reacción inflamatoria asociada a una inadecuada dieta alimenticia.

Factores nutricionales que pueden promover inflamación

Podemos afirmar, según estudios científicos publicados durante los últimos años, que existen factores nutricionales que pueden promover la inflamación de nuestro organismo como el alto consumo de alimentos ultra-procesados, la baja ingesta de pescado y la alta ingesta de aceites vegetales de alto contenido de ácido linoleico.

Consumo de alimentos ultra-procesados ¿por qué promueven la inflamación?

Este tipo de alimentos:

  • Tienen alta carga glucémica que puede provocar un aumento del estrés oxidativo que activa genes inflamatorios.
  • Contienen ácidos grasos trans (ácidos grasos insaturados) que se forman en los procesos industriales al convertir aceite líquido en grasa sólida (hidrogenación). Las grasas trans están directamente asociadas con el incremento del colesterol malo (LDL) y reducción del bueno (HDL).
  • Poseen alto contenido en sal, que altera la microbiota intestinal que a su vez provoca hipertensión y enfermedades autoinmunes.
  • Los alimentos ultra-procesados que son bajos en vitaminas y minerales presentan deficiencias en  micronutrientes, como el zinc y el magnesio.
  • La mayoría tienen niveles sub-óptimos de omega-3, lo que afecta la fase de resolución de los estados de inflamación. Los ácidos grasos omega-3 de cadena larga, especialmente el ácido eicosapentaenoico y el ácido docosahexaenoico, modulan la expresión de genes implicados en el metabolismo y la inflamación.

Bajo consumo de pescado ¿por qué facilita la inflamación?

El pescado proporciona proteínas de alta calidad , fósforo y sobre todo ácidos grasos poli-insaturados como el Omega 3, que influye directamente en los procesos antiinflamatorios.

¿Como influye en la inflamación la alta ingesta de aceites vegetales con alto contenido en ácido linoleico?

El ácido linoleico es fundamental para nuestra salud, pero su consumo en exceso está asociado a la liberación de moléculas inflamatorias y vasoconstrictoras. Podemos encontrar este ácido en aceites de semillas como la soja, girasol y maíz. También en frutos secos como las nueves, los anacardos y los piñones.

Es fundamental prestar atención a la proporción correcta entre ácidos grasos Omega 3 y Omega 6.

Los ácidos grasos omega 3 y 6 son ácidos grasos poliinsaturados de cadenas de 18 o 20 átomos de carbono, que presentan su primera insaturación (un doble enlace) en la posición o bien 3 contando desde el lado contrario a la molécula de glicerina, o bien en la 6. Su particularidad es que a pesar de su difícil síntesis, forman parte de las membranas celulares confiriéndoles flexibilidad y elasticidad y evitando su envejecimiento.

Es necesario que exista una correcta correlación entre estos dos grupos de ácidos grasos para que la respuesta inflamatoria o bien antiinflamatoria sea la correcta.

  • Los ácidos grasos omega 3 (ácido alfa linolénico o ALA, ácido eicosapentanoico o EPA y ácido docosahexanoico o DHA) modulan a la baja la inflamación.
  • Los ácidos grasos omega 6 (ácido linoleico o LA, ácido gama linoleico o GLA y ácido araquidónico o ARA) son activadores de la inflamación celular y de los tejidos.

Otros factores añadidos a la alimentación que favorecen la inflamación del organismo

Si a los factores dietéticos detallados anteriormente unimos la falta de actividad física, la mezcla puede causar cambios importantes en el metabolismo celular, activándose la maquinaria del inflamasoma, que amplifica la respuesta inflamatoria y contribuye a un estado biológico que se ha denominado “inflamatorio”, definido como “el resultado a largo plazo de la estimulación fisiológica crónica del sistema inmunológico innato” que se produce en la edad adulta.

¿Qué podemos hacer para combatir la inflamación crónica?

Hay cuatro pilares fundamentales sobre los que debemos trabajar.

Adquirir hábitos saludables relacionados con la alimentación, la actividad física, el sueño y el estado emocional contribuirán a alcanzar el normal funcionamiento de nuestro organismo y a luchar contra este enemigo silencioso que es el estado inflamatorio.

¿Quieres saber más? En nuestro siguiente artículo os propondremos pautas alimenticias para contribuir al bienestar de nuestro organismo. También puedes consultarnos a través de nuestras redes sociales.

¡Te esperamos!

Publicado el

Los beneficios de la harina de arroz

La harina de arroz en Panteff
Publicado el

Los beneficios de la harina de arroz

La harina de arroz es uno de los ingredientes estrella en la cocina asiática. Sin embargo, en Europa su uso no es tan común. Poco a poco se incorpora a nuestra alimentación gracias a los platos que disfrutamos en los restaurantes orientales. Hoy hablamos de este ingrediente fundamental para los habitantes de Asia,  pero  también imprescindible para los celíacos e intolerantes al gluten de todo el mundo.

Poca tradición de consumo en la Unión Europea

Nos hablan de harina y nos viene a la cabeza inmediatamente la harina de trigo. Es normal, la Unión Europa es el mayor productor de harina de trigo del mundo. Poco a poco se van incorporando al uso doméstico otro tipo de harinas, tanto en panadería y pastelería como en la cocina en general, que por sus características nutricionales y su versatilidad gastronómica nos abren todo un mundo de posibilidades culinarias.

Protagonista de la cocina asiática

Hoy dedicamos nuestro post a la harina de arroz, protagonista de la cocina asiática, y que poco a poco va ganando adeptos en otros lugares del mundo gracias a sus beneficios nutricionales y a las posibilidades que ofrece en la cocina.

Beneficios nutricionales de la harina de arroz

Vamos a empezar por los beneficios nutricionales, que son muchos:

  • Procede de un cereal naturalmente libre de gluten, lo que la convierte en una muy buena alternativa alimenticia para los celiacos e intolerantes al gluten.
  • Es rica en proteínas, vitaminas del grupo B y D y minerales, entre los que destacan el calcio, magnesio y hierro.
  • Posee alto contenido en hidratos de carbono de absorción lenta, por eso su uso está cada vez más extendido entre los deportistas que requieren de un aporte energético extra.
  • Tiene bajo contenido en grasas, y las que contiene son cardiosaludables (monoinsaturadas y poliinsaturadas).
  • Es muy digestiva y posee nutrientes fácilmente asimilables. Por lo tanto, es ideal en cualquier tipo de dieta.

Una harina saludable para todos

Como veréis, la harina de arroz es un alimento recomendable para todos, pero especialmente para las personas con intolerancia al gluten, celíacas, hipertensas o con problemas cardiovasculares.

La harina de arroz en la gastronomía

Además de los beneficios nutricionales de la harina de arroz, debemos tener en cuenta su valiosa aportación a las elaboraciones culinarias:

  • Es la harina utilizada en panadería para elaborar panes sin gluten especialmente recomendados para celíacos. La receta de Panteff incluye harina de arroz y harina de teff integral, esta mezcla de harinas junto con el resto de ingredientes hacen de Panteff un pan sano y rico recomendado para todos.
  • La harina de arroz es ideal para rebozados en tempura. Absorbe muy poco aceite y el rebozado queda más fino y crujiente que con la harina de trigo.
  • Con harina de arroz también se realizan fideos. Estos fideos pueden ser consumidos en forma de sopa, salteados o en ensalada. Combinados, por ejemplo, en un salteado con verduras y pollo son un plato completo desde un punto de vista nutricional y además está delicioso.
  • En repostería, permite realizar dulces al estilo japonés. El mochi (daifuku mochi), por ejemplo, es un pastel que se elabora en los hogares nipones para celebrar eventos. Para su preparación solo necesitamos harina de arroz, agua, azúcar y almidón de patata.
  • Siguiendo con los dulces, estamos seguros de que no podrás resistirte a estas galletas elaboradas con nuestro ingrediente protagonista hoy. Aquí va la receta: 190 g de harina de arroz, 1 cucharadita de levadura en polvo (8g), 10 gramos de azúcar, 75 gr de mantequilla y 1 huevo. Preparación: Mezclar la harina con el azúcar y la levadura. Añadir la mantequilla y el huevo (deben estar a temperatura ambiente).  Mezclar con las manos hasta que quede una masa consistente pero no elástica. Hacer bolitas y aplastar ligeramente. Hornear a 190º durante 20 minutos hasta que se doren. ¡Y a disfrutar!

¿Te animas a incorporar la harina de arroz a tu dieta habitual? o ¿ya lo haces? Comparte con nosotros tu experiencia de consumo de esta harina saludable o envíanos tus dudas sobre su uso en la cocina a través de nuestras redes sociales.

Publicado el

El maridaje del pan

El maridaje del pan
Publicado el

El maridaje del pan

No podemos hablar de Panteff sin destacar su versatilidad, uno de sus sellos distintivos, que hace que sea el compañero perfecto de cualquier alimento, dulce o salado. Dentro de la web hemos compartido algunas recetas que os han servido de guía para el disfrute de vuestro paladar, y hoy queremos ir un pasito más allá. Vamos a hablar del maridaje del pan, ¿con qué podemos acompañarlo? Encontraréis la respuesta en este post, ¡no os lo perdáis!

¿Qué es el maridaje?

Empecemos por el principio. Para poder abordar este artículo queremos que todos entendamos a qué nos referimos con “maridaje”. Normalmente utilizamos este término para unir la comida con la bebida que mejor casa con esta, pero en nuestro caso lo vamos a emplear para combinar el Panteff con otros alimentos para lograr así unos sabores únicos.

El desayuno

Sois muchos los que incluís el pan en vuestros desayunos, y es una opción perfecta, ya que su consumo aporta una gran cantidad de energía que hará que os encontréis a tope durante el día. Lo bueno de este alimento y que al mismo tiempo lo hace único, es que siempre combina a la perfección con opciones dulces y saladas.

Aquí dependerá un poco más de vuestros gustos y de cómo sea vuestra dieta en el día a día. Una vez que hayáis tostado vuestras rebanadas de Panteff, podéis untarlas con mantequilla y mermelada, con miel, crema de cacao o mantequilla y azúcar. Eso si sois del team dulce.

Para los “salados” de la casa hay millones de opciones, desde la clásica tostada con A.O.V.E. y sal rosa del Himalaya, al aguacate, tomate, verduras pochadas… También se mezcla perfectamente con queso crema y podéis añadir, por ejemplo, manzana verde y dátil. Recordad que podéis compartir con nosotros vuestras recetas a través de nuestras redes, ¡nos encantará descubrir opciones nuevas con vosotros!

La comida

Seguramente al pensar en la comida, a muchos os viene el pan como un mero compañero de vuestros platos principales, pero en nuestro caso, va mucho más allá. Panteff va perfectamente de la mano con platos de cuchara, como potajes, cocidos, salmorejo y otras sopas vegetales, su intensidad de sabor lo convierte en el aliado perfecto.

Otra opción es que lo incorporéis como protagonista. Podéis preparar tostas espectaculares con ahumados, queso de cabra, pavo, pollo… Para los vegetarianos y veganos también hay infinidad de alimentos con los que marida, como el hummus, paté de champiñones, tofu, espárragos… ¡la imaginación al poder!

La merienda

Si eres de los que adora merendar, no te puedes ir sin leer esto. Te recomendamos añadir algo de fruta a esta hora del día. Una combinación espectacular es la rebanada de pan con plátano, queso cottage 0% materia grasa, crema de cacahuete y, esto ya es opcional, terminar con un poco de canela.

Para los fieles a la comida salada, os recomendamos probar nuestro pan con unas rodajas de aguacate y huevo a la plancha encima, es una opción súper completa y riquísima. Podéis cambiar el huevo por unas lonchas de jamón serrano o queso fresco.

La cena

La cena tiene que ser una comida un poco más ligera para favorecer el proceso de digestión, así que aquí os recomendamos productos como el queso fresco, el pavo, jamón york, o hummus de berenjena.

Podéis hacer, por ejemplo, una pasta de aguacate para untarla en el pan e incorporar un huevo poché, o colocar unas lonchas de pavo y acompañarlas de queso y tomate cherry. O quizás mezclar hummus con unas tiras de pollo a la plancha y cebolleta.

15 productos recomendados para conseguir un plato súper saludable

Os hemos dejado algunas ideas de maridaje, pero nos parecía ideal terminar con una lista de productos a la que siempre podéis acudir cuando no sepáis qué utilizar:

  • Aguacate
  • Ajo
  • Pimiento verde o rojo
  • Jamón Ibérico
  • Almendras
  • A.O.V.E
  • Huevo
  • Atún
  • Espárragos blancos cocidos
  • Sardinas en conserva
  • Calabacín
  • Especias como el perejil, el orégano o la albahaca
  • Anchoas
  • Hummus
  • Queso fresco

Hasta aquí llega el artículo de hoy. Como habéis podido comprobar, tenéis infinidad de opciones con las que podéis combinar Panteff, lo que, unido a su sabor, hará que vuestras recetas sean de cinco estrellas. Si tenéis alguna pregunta nos podéis escribir y estaremos encantados de resolver todas vuestras dudas. Porque lo importante es que disfrutéis comiendo y más aún sabiendo que os cuidáis por dentro.

Publicado el

Injera, el pan de teff sin gluten de los atletas etíopes

Publicado el

Injera, el pan de teff sin gluten de los atletas etíopes

La injera es un pan hecho a base de teff, un cereal muy nutritivo que se consume con frecuencia en África, especialmente en Etiopía. Una de las grandes ventajas del teff es que no contiene gluten de forma natural, lo que lo convierte en alimento apto para celíacos. Pero hoy vamos a ir más allá. En este artículo os contaremos por qué los atletas etíopes eligen este alimento para mantenerse en plena forma.

¿Qué es la injera y cómo se consume?

La injera es un pan a base de agua y harina de teff. Totalmente plano ya que no lleva levadura, tiene una forma redonda muy parecida a la de las crepes y un sabor con un ligero toque amargo. Un detalle curioso es que se puede usar como plato y como cubiertos comestibles. Una vez que se parte, los etíopes lo utilizan a modo de cuchara, ya que tiene una textura bastante resistente. Es un pan muy completo, gran fuente de proteínas, ácidos grasos Omega-6 y Omega-3, lo que hace que tenga efectos antiinflamatorios y sea óptimo para fortalecer el sistema inmunitario.

Y esas no son las únicas bondades que acompañan a la injera. Para las personas que están a dieta es un aliado perfecto, por su gran efecto saciante y efecto probiótico, que contribuye al funcionamiento normal del tracto digestivo y del tránsito intestinal.

La injera en la dieta de los atletas etíopes, el secreto de sus éxitos

“Somos lo que comemos”. ¿Cuántas veces habremos oído esta frase? Seguramente miles, pero nos venía perfecta, en este caso, para ilustrar por qué la alimentación es tan importante en los deportes de élite. El deporte a gran nivel exige mucho sacrificio, tanto físico como mental, pero también requiere una gran disciplina alimentaria.

En este punto la injera juega un papel fundamental por su aporte de energía, además de completar nutricionalmente las comidas. Un ejemplo de ello es el conocido corredor fondista Haile Gebrselassie. Este atleta etíope ha conseguido, entre otros muchos logros, dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos y cuatro Campeonatos del Mundo de Atletismo. Para ello ha tenido tres pilares fundamentales: hábitos, mentalidad y alimentación, y es en este último punto donde este tipo de pan ha sido un gran compañero de carrera.

¿Cuáles son sus principales beneficios?

Son muchos los beneficios de la injera, y algunos ya los hemos enumerado a lo largo de este artículo. A continuación, os vamos a dejar una lista con los principales:

  • Gran fuente de fibra
  • Alto contenido proteico
  • Rico en antioxidantes
  • Gran cantidad de hierro
  • Aporte de otros minerales como zinc, fósforo, cobre o magnesio.

Todo esto ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y evita dolores musculares y calambres, además de ser un antiinflamatorio natural.

¿Cómo hacer tu propia injera en casa?

Para los que os habéis quedado con las ganas de probar la injera, ¡os vamos a compartir la receta! Es muy fácil de hacer en casa. Solo necesitáis 250grs de harina de teff, 400ml de agua, sal, un bol y una sartén. La elaboración es la siguiente:

  • Dentro del bol (o el recipiente que se vaya a utilizar) mezclar la harina de teff con el agua. Una vez conseguida una masa homogénea, tapar con un trapo limpio y seco y dejar reposar.
  • Es necesario esperar entre 1 y 3 días a que fermente. ¿Cuándo se sabe que está listo? En el momento en que han aparecido unas burbujas, se sabrá que la masa ha fermentado.
  • Si la masa ha quedado demasiado sólida, añadir agua hasta que alcance una textura similar a la del preparado de unas tortitas. Salar al gusto.
  • Ahora llega el momento de poner al fuego una sartén y bañarla con un poco de aceite para cubrir el fondo. De esta manera conseguiremos que no se pegue.
  • Poner la masa en la sartén y taparla. Solo se cocina por un lado, por lo que hay estar atentos, en cuanto se vea que se forman agujeritos en el pan, es el momento de sacarlo. ¡Y listo!

Conclusión

Como habréis podido comprobar la injera es un pan que nos aporta muchísima energía gracias a sus nutrientes, por eso es esencial en la dieta de los deportistas etíopes. ¿Y si os dijéramos que podéis tener todo lo bueno de este pan y mucho más? Para ello hemos lanzado Panteff, un nuevo concepto de pan cuyos ingredientes han sido estudiados para lograr un producto natural que nos cuide por dentro y por fuera.

Recordad que si tenéis alguna duda podéis escribirnos y estaremos encantados de resolver cualquier pregunta que os surja.

Publicado el

La frustración de los celíacos

La frustración de los celíacos
Publicado el

La frustración de los celíacos

Estrés y frustración son sentimientos muy habituales entre las personas celíacas o sensibles al gluten. Estrés por tener que estar pendiente de su alimentación constantemente, y frustración por no poder disfrutar plenamente de la comida.

Tienes que cuidar la alimentación y la contaminación cruzada.

La Enfermedad Celíaca es uno de los trastornos que más se extienden a lo largo de la geografía mundial. Solo en España se estima que en torno al 1% de la población sufre esta afección, y es posible que muchos de los que la padecen no lo sepan. Se trata de una patología multi-sistémica con base autoinmune que presenta sintomatologías muy variadas, desde la pérdida de peso hasta alteraciones del carácter, y en todos los casos siempre existe daño intestinal.

Ser celíaco o sensible al gluten supone tener que guardar un especial cuidado con la alimentación. No solo hay que seleccionar alimentos que no tienen gluten, sino que hay que vigilar también la contaminación cruzada que pueda producirse durante la preparación, el cocinado o el envasado.

El protagonismo del gluten en la panadería y la pastelería.

El gluten es una proteína presente en la semilla de ciertos cereales como el trigo, la cebada, el centeno y derivados y algunas variedades de avena. Su presencia por tanto está muy extendida en alimentos que son la base de nuestra dieta como el pan y la pasta.

Aunque el gluten no aporta un gran valor nutricional, tiene un gran protagonismo en la panadería y la pastelería. Esta proteína es un elemento aglutinante que une los diferentes ingredientes y proporciona la consistencia elástica de las masas de harina. Esta elasticidad tiene la capacidad de atrapar aire en la masa, lo que fomenta la esponjosidad, que, junto con la fermentación, provocan un aumento de volumen.

Por este motivo, en las masas elaboradas con harinas sin gluten, la textura y el sabor del pan resultante cambia y se hace mucho menos apetecible.

La frustración de los celíacos.

La mayoría de los panes sin gluten son insípidos; su textura es muy seca, se desmenuzan con facilidad y además en los casos de panes industriales, su valor nutricional es muy bajo ya que, por norma general, en su elaboración se usan harinas de baja calidad.

Otras características a destacar de los panes sin gluten es que resultan más compactos y requieren de una masticación más contundente, y que su vida útil es muy corta, siendo muy difíciles de conservar por lo que hay que comérselos muy deprisa.

Innovación en los panes sin gluten.

En los últimos años, se han producido importantes avances en la elaboración de masas, utilizando mezclas de harinas sin gluten y otros ingredientes que mejoran el sabor y la textura de los panes aptos para celíacos.

Este es el caso de Panteff, elaborado a base de harina integral de teff. La singular receta de esta masa, enriquecida con 17 ingredientes más, da como resultado un pan con una textura crujiente por fuera y esponjosa por dentro que tiene un sabor inigualable.

Además, a diferencia de otros panes sin gluten cuya duración es muy limitada en el tiempo, Panteff se envasa con una fecha de caducidad de 60 días desde su horneado y, un vez abierto su envase original, puede conservarse durante días en la nevera dentro de un recipiente o bolsa que lo mantengan aislado del aire.

Vuelve a disfrutar del pan con Panteff.

¿Imaginas volver a desayunar unas crujientes y a la vez esponjosas tostadas con aceite, tomate y sal? ¿O merendar pan con chocolate? ¡Ahora ya puedes!

Con este pan especial para celíacos y sensibles al gluten puedes elaborar tostas con multitud de ingredientes: embutidos, tortillas, aguacate, anchoas, mermeladas, o chocolate. También es ideal para preparar una buena sopa de cebolla supernutritiva en invierno, torrijas en Semana Santa, veraniegos gazpachos con croutons, … o mojar unos deliciosos huevos fritos. Ya no te sentirás un bicho raro, estresado y frustrado por las limitaciones en tu alimentación, y volverás a disfrutar de ese pequeño y a la vez gran placer que es comer pan.

Por fin es posible que los celíacos vuelvan a disfrutar de todos los platos que tienen como protagonista a este alimento básico. ¿Eres celíaco? ¡Di adiós a tu frustración por no poder comer pan rico y saludable!

Abre el envase de Panteff y observa su textura. Córtalo en rebanadas, tuéstalo a máxima potencia y ¡disfruta! Y no solo de su sabor, también de su alto valor nutricional.

Si tienes alguna duda con respecto a Panteff o cómo sacarle el máximo partido, no dudes en escribirnos por nuestras redes sociales, nuestro equipo estará encantado de atenderte.

Publicado el

El Teff, un súper cereal desconocido

Campos de Teff
Publicado el

El Teff, un súper cereal desconocido

Cuando hablamos de cereales, lo habitual es pensar en maíz, arroz y trigo, que son, por este orden, los cereales más consumidos en el mundo. Sin embargo, existen otros cereales que dependiendo de la zona del planeta en la que habites, tendrán mayor o menor peso en tu alimentación como son el sorgo, el mijo, la cebada, la avena, el teff y la quinoa.

Hoy vamos a hablar sobre el teff, un cereal para muchos desconocido, al que debe su nombre Panteff.  Profundizaremos en su estructura, sus particularidades y en sus beneficios nutricionales ¡No dejes escapar este artículo de nuestro super cereal!

El teff, un cereal originario de Etiopía

Aunque su origen es etíope, en la actualidad se cultiva en otros países gracias a su fácil adaptación a terrenos áridos, su rapidez de crecimiento y al interés por los cereales sin gluten por parte de los consumidores durante los últimos años. Su cultivo se destina al consumo humano y también al animal, este último en forma de forraje..

Se cree que los primeros cultivos de teff se dieron en la zona de Etiopía entre el año 4000 a.C. y el 1000 a.C. y su consumo humano está muy extendido en ésta y en Eritrea.

Como consumir el teff

El teff puedes encontrarlo en tiendas especializadas y se presenta en varias formas para su consumo:

  • En grano, para su uso en panadería, repostería, zumos, guisos, salsas, etc.
  • En copos, para su uso en desayuno o merienda. Puede mezclarse con leche, yogur o bebidas vegetales. Los más atrevidos incluso lo añaden a ensaladas.
  • Molido para harina. En los últimos años se está incorporando cada vez más en panadería y repostería, aunque su forma de uso originaria era en formato tortita o crepe.

Injera, elaboración a base de harina de teff

Es en Etiopía donde podemos encontrar la injera, un alimento a base de harina de teff, cuya sencilla elaboración proporciona un excelente aporte nutricional. La FAO atribuye la baja incidencia de anemia por deficiencia de hierro en Etiopía al consumo de este conocido pan ácido.

El grano del teff fermentado también se utiliza en esta zona para elaborar bebidas alcohólicas como el katikalla y la t`ella (cerveza), y un pan dulce denominado kitta.

La estructura y beneficios del teff

El teff es uno de los pocos cereales que conserva su estructura biológica original, es decir, no ha sufrido modificaciones genéticas de origen humano y posee una composición nutricional de alto valor.

  • Destaca en él su alta calidad proteica y un excelente equilibrio de aminoácidos esenciales, compuestos orgánicos responsables de la formación de las proteínas. Los aminoácidos esenciales son aquellos que no puede producir nuestro organismo, por tanto, deben ser ingeridos en la alimentación.
  • Las proteínas del teff no contienen gluten y su pequeño tamaño favorece una fácil digestión y asimilación. Además, el 70% de sus hidratos de carbono son de naturaleza compleja y en su mayoría de lenta digestión, lo que proporciona energía sostenida en el tiempo aumentando la sensación de saciedad.
  • Su contenido en fibra resulta muy beneficioso para fomentar la evacuación y mantener un buen funcionamiento del tracto intestinal.
  • El teff tiene también un perfil vitamínico muy completo y un potente perfil mineral. Es rico en calcio, fósforo, hierro, cobre, magnesio, manganeso y zinc.
  • Sus almidones resistentes suponen una fuente de energía extra tras su digestión actuando como prebióticos en el colón.

¿Es el teff tu cereal?

Sin duda, la respuesta es sí. ¿Por qué?

  • El teff proporciona nutrientes de calidad, naturales y de fácil digestión, lo que lo hace recomendable para todos aquellos que consideran que la alimentación es la base de una buena salud.
  • Contiene un perfil proteico muy equilibrado en aminoácidos esenciales ideal para los deportistas más exigentes.
  • Está libre de gluten de forma natural, lo que lo convierte en el cereal ideal para los celíacos o sensibles al gluten.
  • Posee mayoritariamente hidratos de carbono complejos y almidones de absorción lenta (ADL) que proporcionan niveles de glucosa sostenidos en el tiempo.
  • Tiene un efecto saciante que lo convierte en un compañero ideal para dietas de adelgazamiento.

Después de haber leído nuestro artículo estamos seguros de que habrás podido entender por qué el teff es un súper cereal y por qué lo hemos incorporado a nuestro pan.  Su consumo nos traerá beneficios a corto, medio y largo plazo.

Si tienes alguna duda recuerda que estamos en redes sociales esperando tus preguntas, estaremos encantados de resolverlas.

Publicado el

La alimentación y la nutrición son los pilares básicos para una buena calidad de vida

Familia disfrutando de Panteff
Publicado el

La alimentación y la nutrición son los pilares básicos para una buena calidad de vida

¿Te has preguntado alguna vez la importancia que tiene la nutrición en nuestra calidad de vida? La respuesta es rotunda: mucha. Hipócrates (460-370 A.C.) ya nos hablaba de la vinculación entre alimentación y salud: “que la medicina sea tu alimento y el alimento,  tu medicina”.

Para entenderlo, lo primero que debemos hacer es distinguir entre alimentación y nutrición. La alimentación es el conjunto de alimentos que ingerimos en nuestra dieta diaria,  mientras que  la nutrición,  es un conjunto de procesos gracias a los cuales nuestro cuerpo obtiene todo lo que necesita de los alimentos que ingiere para seguir funcionando. En el artículo de hoy vamos a profundizar en ello, para entender el por qué la alimentación y la nutrición son los pilares básicos para disfrutar de una buena  calidad de vida.

La alimentación en el día a día

Cada día contamos con más y más información sobre alimentación y cómo esta interviene en nuestra salud, aún así las enfermedades relacionadas con la mala alimentación, y por tanto con la nutrición, son cada día más habituales. Si entendemos que somos lo que comemos, debemos ser también conscientes de que la calidad, la cantidad y el origen de los alimentos que consumimos son muy  importantes.

 Prestando atención a nuestra dieta podemos cuidar nuestra salud desde dentro y por tanto, prevenir la aparición de molestias e incluso, en algunas ocasiones, enfermedades. ¿Y cómo? Muy fácil. Es importante incluir más frutas y verduras en nuestras comidas diarias, así como legumbres, aunque en menor medida que las anteriores. También debemos alternar el consumo diario de alguno de estos alimentos: pescado azul, carne blanca, huevos y frutos secos. Y muy importante, nos tenemos que concienciar de la disminución del consumo de alimentos procesados y carnes rojas, así como de bebidas fermentadas (alcohol) y azucaradas, como los refrescos y zumos industriales. Con unos sencillos “retoques” en nuestros hábitos alimenticios podemos mejorar la calidad del sueño, los molestos gases, la falta de energía, el estreñimiento, reforzar nuestro sistema inmunitario, mejorar la memoria, lucir una figura más esbelta, …

No es cuestión de magia, es atención plena y consciente, eligiendo lo que es bueno y lo que nuestro cuerpo necesita. En la dieta mediterránea encontramos todo lo necesario para comer correctamente, pero muchas veces nos dejamos llevar por elaboraciones aparentemente placenteras, pero poco saludables. ¿Merece la pena? Dejamos que os respondáis vosotros mismos.

Consejos para mejorar tu la alimentación y por tanto tu nutrición

El primero de ellos y creemos que el más importante es la reeducación de las rutinas alimentarias. Debemos tomar plena consciencia de todo lo que la comida puede hacer por nuestro organismo y entender que comer sano es también sinónimo  de comer rico. Una vez que tenemos claro este punto todo lo demás será coser y cantar. A continuación, os dejamos algunas claves que os pueden ayudar:

  • Organiza tu semana. Siéntate y dedica un rato a organizar todas tus comidas de la semana. No importa si algún día no somos perfectos, lo importante es que seamos honestos con nosotros mismos.
  • Elabora una lista de la compra. Parece una tontería, pero no lo es, cuando acudimos al supermercado sin llevar apuntado lo que necesitamos es más probable que nos vengamos cargados con todo aquello que no necesitamos pero que se presenta de una forma super atractiva en la tienda. Por eso es muy importante que antes de salir de casa dediquemos un tiempo a planificar la compra e incluir todo aquello que realmente es bueno para nosotros.
  • Nunca vayas a hacer la compra con hambre. Llenarás tu carro de alimentos que no necesitas.
  • Suma buenos hábitos. La alimentación es una parte importante, pero también debemos prestar atención a otros hábitos como son la actividad deportiva, un buen descanso o el equilibrio emocional. Si llevamos todo esto de la mano, nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

Panteff, un aliado de la buena alimentación

Los que ya nos conocéis sabéis que Panteff es el aliado perfecto en el camino a una alimentación de calidad. Panteff es un alimento sin gluten,  libre de azúcares y bajo en grasas saturadas, ideal para aquellas personas preocupadas por su alimentación, o que buscan la mejor fuente de energía para el desempeño de actividad física o mental  y sobre todo, para todos aquellos que además de sano quieren comer rico. Ayuda a combatir el sobrepeso, gracias a su alto poder saciante, y  es fuente de fósforo y con un alto contenido en manganeso. El primero contribuye al funcionamiento normal de las membranas celulares y el segundo, a la protección de las células frente al daño oxidativo.

Incorporar Panteff a tu dieta diaria  hará que tus comidas sean más completas y equilibradas.

¿Cómo podemos tomarlo? En la web encontraréis recetas muy completas, pero ciertamente podéis tomarlo como queráis siempre, eso sí, eligiendo alimentos saludables y buenos que además completen nuestras necesidades nutricionales como pueden ser el tomate, los pimientos, los diferentes tipos de queso, el pescado, o la fruta. Hay tantas posibilidades que necesitaríamos un montón de tiempo para contarlas todas. ¡Pero estad atentos porque os iremos dando algunas más!

Os animamos a que probéis a incorporar todo lo que hemos hablado en este artículo, veréis como vuestro organismo os lo agradece por dentro y por fuera. Si tenéis alguna duda podéis preguntarnos a través de redes sociales y estaremos encantados de ayudaros en todo.

Publicado el

Panteff, un nuevo concepto de pan

Panteff cambia tu concepto de pan
Publicado el

Panteff, un nuevo concepto de pan

El pan, desde la antigua Roma, ha jugado un papel fundamental en la cultura mediterránea, siendo la base de nuestra alimentación.

Sin embargo, aunque creemos en el concepto “dieta mediterránea”, durante los últimos 10 años hemos observado como el consumo de pan ha disminuido en un 10% en los hogares españoles, según datos del estudio anual del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) , y ello a pesar de que la OMS es muy clara en su recomendación de consumo. La Organización Mundial de la Salud recomienda que el 55%-60% del aporte calórico diario provenga del consumo de hidratos de carbono, es decir: pan, pasta, arroz, etc…

¿Porqué comemos menos pan?

Este descenso en el consumo se debe, entre otras razones, a la falsa creencia de que el pan engorda, al cambio en el estilo de vida de las familias españolas que no les permite comprar y consumir pan fresco todos los días y también, al uso de ingredientes (harinas refinadas) que han influido directamente en el sabor y en el valor nutricional del pan.

Con el paso de los años, la calidad de una gran parte de la oferta de panes que hay en el mercado ha mermado hasta prácticamente no tener valor nutricional alguno. Harinas e ingredientes de baja calidad debido a la competencia en precio, procesos químicos y una producción masiva, han acabado con la verdadera naturaleza el pan. Un pilar básico de nuestra alimentación y fuente de nutrientes y energía de calidad.

Nuestra vocación, la alimentación saludable y rica

En Panteff llevamos  años trabajando en la idea de crear un pan que vuelva a ser referencia y base de nuestra alimentación, desarrollando una receta única, con ingredientes de alta calidad que trabajan en sinergia para ayudarte con una alimentación rica y saludable.

Cuando decimos que Panteff cambia tu concepto de pan lo hacemos literalmente. Porque Panteff es en realidad un superalimento en forma de pan. Pensado para ayudarte en el cuidado de tu salud y hacerte disfrutar de un pan con una textura y un sabor deliciosos.

Panteff es un saludable y rico pan de teff integral sin gluten, sin azúcar y sin alérgenos, cuya innovadora formulación lo hace nutritivo, digestivo y energético de forma natural. Su receta consiste en una minuciosa selección de ingredientes naturales de alta calidad nutricional que actúan en sinergia creando un pan excepcional. Un pan único para los que creen en la alimentación como la base de una buena salud.

Entonces, ¿para quién está pensado y recomendado Panteff?

Panteff es un pan para todos pero sobre todo para todos los que creen en una alimentación sana y natural  ya que los ingredientes de Panteff son 100% naturales. Seleccionados con el propósito nutricional de contribuir al normal funcionamiento del organismo, hacerte sentir bien y ayudarte con una digestión ligera. Panteff es un alimento sin ningún alérgeno, sin gluten, ni azúcares, ni huevo, ni lácteos, ni organismos genéticamente modificados, ni grasas trans. Por todo esto, cuando decimos que es un pan para todo el mundo, incluimos también a los veganos. Además, es una buena fuente de fósforo y manganeso.

Recomendado para deportistas

En el mundo del deporte parece haber una especie de maldición contra el pan ya que es una fuente de hidratos de carbono poco deseada. Con Panteff, los deportistas vuelven a poder disfrutar del sabor y el placer de comer un buen pan sin necesidad de remordimientos o exceso de celo. El teff de Panteff tiene proteínas de alta calidad y carbohidratos complejos sin gluten y sin azúcar que lo hacen ideal para ellos. Proporciona una fuente de energía más sostenida y contribuye a una nutrición completa y sin excesos.

Desarrollados para celíacos y sensibles al gluten

Para los celíacos y sensibles al gluten, cansados de comer panes insípidos es, por fin, el pan perfecto. Está exento de gluten de forma natural ya que el teff, por su biología, es un cereal integral sin gluten, ideal para celíacos con ganas de probar por fin un pan saludable y delicioso.

Para personas con dificultades gastrointestinales

Para aquellas personas con dificultades gastrointestinales, trastornos inflamatorios o con estreñimiento es, de nuevo, un pan muy recomendable gracias a su fácil asimilación y digestibilidad. Es un pan tolerable para personas con un sistema gastrointestinal sensible. Los carbohidratos complejos de Panteff, no producen inflamación. Otros panes con cereales convencionales, por el contrario, suelen producir ciertas molestias. Además, tiene una proporción de fibra muy equilibrada, lo que contribuye a la evacuación y ayuda a personas con estreñimiento.

Los nutritivos ingredientes de Panteff

Cada uno de los ingredientes de Panteff tiene sus características, sus beneficios y una acción beneficiosa en el cuerpo. Pero además, todos ellos actúan en sinergia con el resto de ingredientes para conseguir un pan natural, sano y bien tolerado por nuestro organismo.

  1. Harina de teff (Eragrostis tef ): Un cereal originario de  Etiopía que conserva su estructura  biológica  original y con un perfil nutricional muy completo. Posee un gran  contenido  de  aminoácidos  esenciales y proteínas  sin  gluten.
  2. Harina de arroz (Oryza sativa): Hemos  escogido  el  arroz  como  cereal  mayoritario al ser un cereal naturalmente exento de gluten, digestivo y cuyos nutrientes son fácilmente asimilables.
  3. Sal rosa del Himalaya: Se  considera  la  sal  más  pura del  mundo. Es rica en minerales como el calcio, potasio, magnesio, óxido de sulfuro, hierro, manganeso, flúor, yodo, zinc o cromo.
  4. Aceite de Oliva Virgen Extra con D.O. Bajo Aragón: Además  de  contribuir  al  enriquecimiento  de  la  masa y a su estructura, aumenta el valor de su calidad nutricional.
  5. Agua osmotizada: Agua  tratada  de  forma  integral  sin  la  intervención  de  químicos.  Un  agua  libre  de  contaminantes  y  sustancias  nocivas  para  la  salud.
  6. Ortiga (Urtica dioica): Aporta calcio, magnesio, hierro y manganeso. Además, destaca también por su contenido en vitamina A, B2, ácido fólico y vitamina K.
  7. Jengibre (Zingiber Officinale): Una solución natural milenaria. Es muy buena fuente de vitaminas A, C, B1, B2 y B6 y también es rico en minerales como el calcio, potasio, hierro, manganeso y fósforo.
  8. Reishi (Ganoderma lucidum): Es el rey  en  el  mundo  de  la  micoterapia.  Su  uso  en  la  medicina  tradicional  china  tiene  infinidad  de  aplicaciones  beneficiosas.
  9. Vinagre de manzana: Mejora la textura del pan creando   alveolos  más  uniformes  y  algo  mayores  en tamaño gracias a su contribución en el  proceso fermentativo.
  10. Semillas de chía, amapola, girasol, calabaza y lino. Sin apenas calorías, contienen gran cantidad de fibra, ácidos grasos omega 3, vitaminas del grupo B, zinc, fósforo y potasio.