propiedades nutritivas teff
Publicado el

Las especiales características nutricionales del teff, 10 razones para tomarlo.

El teff es un cereal cuyo cultivo ya se realizaba en Etiopía en el 4.000 a.C. y que sin embargo hasta hace bien poco era desconocido fuera del continente africano. Sus destacables propiedades nutricionales, su sabor y el que no contenga gluten han convertido a este cereal en uno de los favoritos para celiacos, deportistas y nutricionistas.

Su grano es de los más pequeños de los cereales, pero no te dejes engañar por su tamaño, porque cada uno de esos granos encierra un enorme contenido de nutrientes como proteínas, minerales, vitaminas, fibra y aminoácidos.

Se puede consumir de diversas maneras, en copos, con el grano incluido en guisos, o elaborar panes y repostería con la harina de teff. De cualquiera de estas formas podrás beneficiarte de las propiedades del teff, pero estate atento a nuestra razón número 10.

Si aún no lo has probado, te damos 10 razones para que lo hagas:

1- El teff no contiene gluten.

Hablamos mucho de lo que contienen los alimentos, pero igual de importante es lo que no contienen. El teff no tiene gluten y ese es uno de sus “superpoderes” ya que lo convierte en una opción perfecta para celíacos y personas sensibles al gluten. 

2- El teff tiene un alto contenido en fibra.

Otra característica que convierte al teff en un superalimento es que contiene una gran cantidad de fibra.

Es un grano muy pequeño, difícil de decorticar, por lo que ha de molerse entero y conserva los nutrientes que están mayormente en la cáscara, como la fibra.

¿Cuáles son las ventajas de que tenga un alto contenido en fibra?

La fibra alimentaria es un nutriente que el cuerpo no puede digerir, por lo que llega disponible al intestino para convertirse en el alimento de las bacterias beneficiosas que lo habitan. Esto tiene numerosas ventajas para la salud. Por un lado ayuda a equilibrar la microbiota por su efecto prebiótico, lo cual tiene un impacto directo en nuestro sistema inmune. Por otro lado favorece el tránsito intestinal.

Pero el consumo de fibra también tiene otros beneficios, como retardar la absorción del azúcar, lo que ayuda a aplanar la curva de absorción de ésta en sangre.

3- El Teff tiene hidratos de liberación lenta.

Los hidratos de carbono han sido demonizados injustamente, no todos son iguales y son una importante fuente de energía. El teff contiene una gran cantidad de hidratos de carbono de absorción lenta o de bajo índice glucémico, esto alude al tiempo que tarda el organismo en digerirlos hasta que se empieza a elevar la glucosa en sangre, evitando de este modo los picos de insulina.

Los hidratos de absorción lenta proporcionan la energía que necesitan los músculos, por eso el teff es un alimento que eligen muchos deportistas. Al no absorberse rápidamente como los carbohidratos simples, el aporte de energía es más regular y duradero.

El teff es el ingrediente base de alimentos como la injera, el famoso pan plano etíope que consumen los deportistas de élite por su aporte energético.

Ya sabes, antes de ir al gimnasio, unas tostaditas de pan de teff te van a ayudar a tener ese extra de energía para seguir la clase o hacer un par de series más.

4- El teff es una fuente de minerales.

Los minerales son unos nutrientes que participan en numerosas funciones de nuestro organismo. Desde niños nos hablan de la importancia del calcio para huesos y dientes, pero hay muchos más que nuestro cuerpo necesita para su buen funcionamiento.

Este es otro de los valores nutricionales del teff, su gran aporte de calcio, hierro, fósforo, potasio, zinc y manganeso.

Es cierto que hay diferentes variedades de teff que contienen una mayor o menor proporción de estos minerales, sin embargo, el hierro, calcio y cobre siguen presentes en todas ellas y en una proporción mucho más elevada que la mayoría de los cereales.

Como ves pese a su pequeño tamaño, es de lo más remineralizante.

5- El teff contiene vitaminas.

Vamos por la mitad de nuestras 10 razones y seguro que ya te estás planteando incluir alimentos a base de teff en tu dieta, pues espera, que aún hay más.

El teff también tiene varias vitaminas en su composición. En los análisis de los componentes nutricionales del teff se ha encontrado presencia de vitaminas, sobre todo del grupo B, como niacina, vitamina B6, tiamina, riboflavina y vitamina K.

6- El teff tiene un elevado valor proteico.

Otra de las características de este cereal es su carga proteica. Aporta una proporción de proteína similar a la de las legumbres. Su valor proteico se ve reforzado por los 8 aminoácidos esenciales que contiene, como glutamina, prolina y lisina, fundamentales para construir tejido muscular y cartílago y para la absorción del calcio.

No es de extrañar que los deportistas incluyan esta opción en su dieta.

7 El teff no contiene apenas sodio.

Dentro de los minerales que contiene no se ha identificado una alta presencia de sodio en este cereal. Esto es una gran ventaja para quienes tienen que cuidar su presión arterial y llevar una dieta baja en sodio.

8- El teff ayuda a controlar la glucosa en sangre.

El teff es también una opción saludable para personas con problemas de diabetes ya que ayuda a controlar la glucosa en sangre. Esto es así por varios motivos, como explicamos anteriormente sus carbohidratos son de absorción lenta, la energía se mantiene por más tiempo sin producir los temidos picos de insulina.

Por otro lado, la fibra ayuda a descomponer los hidratos de carbono en azúcares de modo más lento, por lo que contribuye también a evitar las subidas de azúcar.

9- El teff y los ácidos grasos.

Al igual que os hemos dicho que no hay que temer la ingesta de carbohidratos, sino elegir los adecuados, os decimos que tampoco la palabra grasas ha de causar miedo. Nuestro cuerpo necesita grasas, pero hemos de optar por las saludables, como los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6.

El teff contiene más ácidos grasos que la media de los granos, especialmente ácido oleico y ácido linoleico.

10- Existe una opción deliciosa para incluir el teff en tu dieta: Panteff.

Si tras llegar a estas nueve razones estás completamente convencido de que has de incluir el teff en tu dieta pero no sabes cómo hacerlo, te damos una solución bien sencilla: cambia de pan y prueba Panteff.

Nuestro pan no solo tiene el teff como uno de sus ingredientes principales, sino que es libre de gluten, azúcar o alérgenos. Un alimento funcional donde cada uno de sus ingredientes se ha escogido por sus propiedades nutricionales. Cada uno de ellos tiene su cometido y actúan en sinergia para hacer de este pan un superalimento que además está delicioso.

¿Te apuntas al teff?

Fuentes consultadas: